depresion-como-curar
Compartir


Cuando un paciente con depresión llega a la consulta, los signos pueden ser evidentes, con episodios de llanto y un discurso pesimista, o pueden ser más sutiles, pasando desapercibidos para la persona afectada. En ocasiones, el propio paciente puede no ser consciente de que está experimentando depresión y puede buscar ayuda por otros motivos, como irritabilidad, estrés laboral, problemas de pareja, entre otros.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno mental común que afecta negativamente cómo una persona se siente, piensa y actúa. Se caracteriza por una tristeza persistente y una pérdida de interés en las actividades cotidianas, lo que conlleva una variedad de problemas emocionales y físicos.

¿Cómo se siente una persona con depresión?

Los pensamientos durante la depresión tienden a ser negativos y destructivos, dirigidos tanto hacia uno mismo como hacia los demás y el entorno. Frases como «No veo salida a mi situación», «Todo me sale mal», o críticas severas como «No sirvo para nada» y «No le importo a nadie» son comunes. Existe una autocrítica constante y una sensación de incapacidad para aprovechar el tiempo o sentirse productivo.


Los sentimientos predominantes incluyen la tristeza, la apatía y la falta de interés en actividades previamente placenteras. La irritabilidad y el enfado pueden manifestarse, acompañados de ansiedad y una disminución en la capacidad para disfrutar de la vida. Problemas como la pérdida de apetito y el insomnio son también síntomas comunes.


Las conductas tienden a disminuir, manifestándose en inactividad y evitación de situaciones y comportamientos por falta de motivación o por el temor a sentirse aún peor.


La depresión puede originarse por la pérdida de algo significativo o por la acumulación de eventos negativos a lo largo del tiempo. También puede implicar la frustración de expectativas o ilusiones, como la pérdida de un empleo, un cambio de residencia, la ruptura de amistades, problemas de salud u otros eventos que la persona esperaba o deseaba y que no se han concretado.
Ante cualquier pérdida significativa, la persona experimenta tristeza, pensamientos negativos y apatía, contribuyendo así a la espiral de la depresión.

Cómo afrontar la depresión

Establecer una rutina: Mantener una rutina diaria estructurada puede ayudar a mantener un sentido de normalidad y estabilidad durante los momentos difíciles. Intenta establecer horarios regulares para dormir, comer, trabajar y hacer ejercicio.

Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio regular puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y reducir los síntomas de la depresión. Intenta incorporar actividades físicas como caminar, correr, nadar o practicar yoga en tu rutina diaria.

Practicar técnicas de relajación: La meditación, la respiración profunda y el mindfulness son técnicas efectivas para reducir el estrés y la ansiedad asociados con la depresión. Dedica unos minutos cada día a practicar estas técnicas para calmar la mente y el cuerpo.

Conectar con otros: La depresión puede hacer que te sientas aislado/a, pero es importante mantener el contacto con amigos, familiares y seres queridos. Busca el apoyo de personas en quienes confíes y no tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites.

Evitar el alcohol y las drogas: El consumo de alcohol y drogas puede empeorar los síntomas de la depresión y dificultar el proceso de recuperación. Intenta limitar o evitar el consumo de sustancias y busca formas saludables de hacer frente al estrés.

Establecer metas alcanzables: Establecer metas realistas y alcanzables puede ayudarte a mantener un sentido de propósito y logro, incluso en los días más difíciles. Empieza con metas pequeñas y gradualmente ve aumentando su dificultad a medida que te sientas más capaz.

Cuidar de ti mismo/a: Recuerda cuidar de ti mismo/a durante este tiempo difícil. Prioriza el autocuidado y haz cosas que te hagan sentir bien, ya sea leer un libro, tomar un baño relajante o pasar tiempo al aire libre.

Buscar ayuda profesional: El primer paso para curar la depresión es buscar ayuda psicológica. Un psicólogo especialista en depresión puede proporcionarte un diagnóstico preciso y recomendar el tratamiento para la depresión más adecuado para tu situación.

Tratamiento y terapia psicológica para superar la depresión

La terapia psicológica ofrece un espacio seguro para procesar los desafíos, es una herramienta efectiva para aprender a manejar los síntomas de la depresión y desarrollar estrategias de afrontamiento para la recuperación.

Algunos de los procesos para curar la depresión son:

  • Identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento negativos que contribuyen a la depresión.
  • Explorar cómo las relaciones interpersonales pueden afectar el estado de ánimo y proporcionarte estrategias para mejorar la comunicación y resolver conflictos.
  • Fomentar la aceptación de pensamientos y emociones difíciles mientras se fomenta el compromiso con valores personales y metas significativas.
  • Explorar el pasado y las experiencias anteriores para comprender y abordar las raíces profundas de la depresión.

Un psicólogo para el tratamiento de la depresión te ayuda en:

  • Ofrecer herramientas prácticas para manejar el estrés y regular las emociones.
  • Fomenta el autoconocimiento y la autocompasión.
  • Ayuda a identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos.
  • Mejora la comunicación interpersonal y las relaciones significativas.
  • Brinda un sentido de esperanza y empoderamiento para el futuro.

La depresión puede ser una batalla desafiante, pero no tienes que enfrentarla solo/a. Como psicólogos especialistas en tratamiento de la depresión podemos ayudarte a superar los obstáculos y recuperar el control de tu vida. No dudes en buscar ayuda si estás luchando contra la depresión. Hay esperanza y apoyo disponibles para ti. ¡No estás solo/a en este viaje hacia tu recuperación!

¿CÓMO CURAR LA DEPRESIÓN? TERAPIA PSICOLÓGICA PARA SUPERARLA

Alejandro González Jesús

Psicólogo Sanitario colegiado en el Colegio Oficial de Psicología de la Comunidad Valenciana con nº CV16198. Desarrollo mi actividad profesional en el ámbito de la intervención psicológica, sexología clínica y terapia de pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *